Los murciélagos anidan en el campanario. En el páramo, el rocío lo cubre todo. ¿Dónde estará el abrazo de mi amada, el que me dio como prueba de su amor?

Pero ahora me recreo en este antiguo sentimiento, en esta tristeza que nunca se aleja de mí. Tras la ventana, las colinas parecen un camino ligero y verde. Pero eso no es más que un sueño robado. Sin embargo, eres inocente cuando sueñas.

Hice la promesa solemne de que jamás nos separaríamos. Escribí una, mil canciones para mi amada. Pero después le rompí el corazón.

Y ahora me recreo en este antiguo sentimiento, en esta tristeza que nunca se aleja de mí. Tras la ventana, las colinas parecen un camino ligero y verde. Pero eso no es más que un sueño robado. Sin embargo, eres inocente cuando sueñas.

Como un fantasma, vago por el cementerio. Mis amigos se reían, pero yo te juré que siempre estaríamos juntos, que tan solo nos separaría la muerte.

Y ahora me recreo en este antiguo sentimiento, en esta tristeza que nunca se aleja de mí. Tras la ventana, las colinas parecen un camino ligero y verde. Pero eso no es más que un sueño robado. Sin embargo, eres inocente cuando sueñas.

Letra original de Innocent When You Dream

Minutos finales de la película Smoke

La canción Innocent when you dream pertenece al noveno disco de estudio de Tom Waits: Franks Wild Years de 1987. Sin embargo, yo la conocí en 1995, como parte de la BSO de Smoke, la película de Wayne Wang (director) y Paul Auster (codirector y giuonista). Esta triste historia a ritmo de vals acompañaba las imágenes de un cuento de navidad escrito por uno de los personajes, Paul Benjamin (William Hurt) basado en una historia que le sucedió en el pasado a otro de ellos, Auggie Wren (Harvey Keitel). El vídeo cuyo enlace se incluye es, precisamente, la narración de esa historia.

© Nacho Sendón. Alicante, 1 de abril de 2018