Cuando el peso de la vida te abrume y te sientas tan poca cosa que quisieras desaparecer, cuando tus ojos se humedezcan al pensar en lo que perdiste, yo estaré a tu lado y secaré tus lágrimas.

Cuando todo se te ponga de cara y no encuentres un amigo que soporte tu dolor, yo seré para ti ese puente sobre aguas turbulentas.

Cuando te sientas hundida y extraña entre la gente, cuando te encuentres perdida y sin rumbo y la noche caiga como un telón en la última función, yo estaré a tu lado y te daré calor, consuelo y una mano amiga.

Cuando todo a tu alrededor sea pena y oscuridad, yo seré para ti ese puente sobre agua turbulentas.

Y podrás navegar tranquila entre aguas turbulentas porque yo navegaré tras de ti. Yo seré ese puente sobre aguas turbulentas y aliviaré tus penas. Amanecerá de nuevo para ti y tus deseos se cumplirán.

Si necesitas un amigo, yo puedo serlo. Y todo volverá a brillar porque yo seré para ti ese puente sobre aguas turbulentas.

Letra original de “Bridge Over Troubled Water”

Vídeo de “Bridge Over Troubled Water” interpretada por Paul Simon & The Jessy Dixon Singers

“Bridge Over Troubled Water” es la primera canción del disco del mismo título grabado por Paul Simon y Art Garfunkel (Simon & Garfunkel) entre 1968 y 1970. El dúo se separó poco después de grabar este disco. En esa época se separaron también John Lenon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr: The Beatles.

Yo tenía once años cuando la escuché por primera vez. Sin tener la más mínima idea de lo que decía su letra, la entendí perfectamente. La música explica claramente esta historia que debió inspirar a Carole King para escribir, en 1971, otro clásico: “You’ve Got a Friend”.

En 1970 todo parecía posible. Neil Armstrong acababa de poner su pie sobre la superficie de la Luna y cualquier niño de mi edad podía soñar con ser astronauta, jugador de fútbol o cantante famoso. Sin embargo, mirando la miseria a nuestro alrededor, no era difícil intuir que la vida no debía ser un camino de rosas.

Pero esta canción, aún sin entender su letra, me decía que había esperanza, que mi vida podía ser mejor que la de mis padres que bajaban la voz para maldecir a Franco y a su mala suerte.

Y lo fue. Lástima que ellos no pudieran saberlo. Quizá sea por eso que, casi cincuenta años después, esta canción me siga emocionando. Y si tuviera que elegir una única canción. La canción que podría escuchar todos los días de mi vida, sería este Puente Sobre Aguas Turbulentas.

© Nacho Sendón. Alicante, 24 de junio de 2018